top of page

El Panchakarma


Encontramos numerosas definiciones y descripciones incorrectas, desde quienes hablan de él como si fuera una sola terapia, desde quienes lo consideran un tratamiento de “bienestar”, hasta quienes incluso lo asocian únicamente con el llamado masaje ayurvédico.


Pero pocos lo describen por lo que es, es decir, una secuencia precisa y articulada de actos médicos destinados a la eliminación profunda y radical de las toxinas del cuerpo. También está muy extendida la creencia errónea de que todo el mundo puede realizar un Pañcakarma, y ​​que efectivamente se puede pedir libremente, como un corte de pelo.


Pañcakarma es en realidad la práctica terapéutica más invasiva del Ayurveda y, como tal, requiere una cuidadosa evaluación por parte de un médico experto sobre la necesidad y la capacidad psicofísica del paciente para someterse a ella, debidamente asistido por terapeutas ayurvédicos con la adecuada preparación y formación sanitaria, y en un entorno absolutamente residencial. Desgraciadamente, no es raro que nos llegue desinformación desde la India, desde las concurridas zonas turísticas de las Clínicas Pañcakarma, en realidad resorts más o menos lujosos, donde al turista se le da lo que pide con tal de que pague, y quizás no lo que realmente necesita.


Secuencias inverosímiles de aceitados y masajes se hacen pasar por Pañcakarma, tal vez administrados a personas que acaban de bajarse del avión después de un viaje de más de diez horas y aún están a merced de los cambios de zona horaria.


A veces, los resultados tienen implicaciones trágicas para la salud. Por lo tanto, definamos breve pero exactamente Pañcakarma como Āyurveda nos lo ha transmitido durante milenios. Según el Ayurveda, la enfermedad se produce por una alteración de la combinación de los tres Doshas Vata, Pitta y Kapha, que definen nuestra Prakriti o constitución individual; el estado de salud se recupera mediante el reequilibrio de estas proporciones. Para restaurar esta armonía, Ayurveda utiliza dos categorías de enfoques terapéuticos: Shamana, es decir, terapias destinadas a reducir y pacificar los Doshas alterados, y Shodana (lit. limpiar), las terapias erradicantes que permiten la expulsión de los Doshas alterados con toxinas. (amor) generar. La primera se utiliza cuando la extensión de la alteración es leve y la segunda cuando es severa.


Pañcakarma consiste en un conjunto de técnicas de Shodana. Pañca en sánscrito significa cinco, mientras que Karma representa acción, por tanto Pañcakarma indica un conjunto terapéutico formado por cinco acciones. Estos se describen clásicamente en: Vamana - emesis o vómito terapéutico, Virecana - uso de laxantes, Vasti o Basti - enema con decocciones y aceites medicados, Nasya - instilación de medicamentos en las fosas nasales, Rakta Mokshana - sangría. Los primeros cuatro han sido descritos en el Caraka Samhita, mientras que la introducción del Rakta Mokshana o procedimiento de sangría se debe a un trabajo posterior, el Sushruta Samhita. La función terapéutica especial del Pañcakarma se define por la secuencia específica de técnicas realizadas en un tiempo adecuado y no por sus partes individuales, sin perjuicio del efecto específico de cada técnica individual. Al igual que en una formulación farmacéutica ayurvédica, es la sinergia de los componentes lo que determina su especial eficacia terapéutica y no los efectos de las hierbas individuales que, sin embargo, conservan su peculiaridad si se usan solas.


La duración necesaria para un Pañcakarma completo es variable, depende de la finalidad para la que se realiza, de la gravedad de la patología, etc. Considerando los tiempos útiles para la ejecución de las diversas técnicas y los intervalos necesarios entre ellas, también es posible llegar a una duración de 138 días. Sin embargo, 14-21 días suelen ser suficientes para un resultado apreciable. Históricamente hablando, algunas pistas sobre las técnicas de Pañcakarma ya se pueden encontrar en el Rig Veda, donde se menciona la eliminación de enfermedades a través de las fosas nasales, la boca, los oídos y la lengua, una especie de anticipación de las prácticas de Vamana y Nasya. En otros versos se trata de la erradicación de enfermedades a través de las arterias, similar al Rakta Mokshana (Rg. 10/16/4/1-2). Pero se encuentran rastros de prácticas similares en las medicinas tradicionales de todo el mundo: América del Sur, Egipto, Mesopotamia y finalmente en Grecia a través de las indicaciones terapéuticas de la Escuela Hipocrática, que menciona el enteroclysma y el vómito terapéutico similar al Ayurveda. Incluso hoy en día el enema o el uso de laxantes están en uso en la medicina moderna; mientras que otras técnicas, quizás más difíciles para nuestra mentalidad, como la emesis o la sangría, estuvieron en uso en los hospitales hasta finales del siglo XIX y primera mitad del XX.


Por ejemplo, se citan el uso de emesis en la "melancolía", actualmente definida como depresión, o el uso de sangrías en enfermedades de la piel, indicaciones no muy diferentes a las del Ayurveda.


Junto al llamado Pañcakarma clásico, existe una versión modificada, típica de las regiones del sur de la India especialmente en Kerala, que implica el uso de otras prácticas como el Dhara Karma (derrames de aceites y otros líquidos medicados en diversas partes del cuerpo ), Pinda Sveda (paquetes calientes con bolsitas llenas de diversos materiales medicinales), Kaya Seka o Pizhichilli (vertido masivo de aceites tibios en todo el cuerpo), Anna Lepa (aplicación de pasta de arroz medicinal en el cuerpo) y Siro Lepa (aplicación de pastas medicinales en la cabeza).


Los objetivos de Pañcakarma se logran mediante la eliminación del cuerpo de Malas (productos de desecho) y Amas (toxinas) estancados. Los beneficios son evidentes tanto a nivel macroscópico, donde varios órganos y sistemas del cuerpo se "limpian" y purifican a fondo, como a nivel celular, donde la purificación tiene lugar a nivel de membrana con una mejora en el intercambio iónico y transmembrana.


El resultado es una mejora de las funciones fisiológicas, mayor vitalidad general del organismo, estado mental y psicológico, inmunidad, así como una mejora en el pronóstico de diversas enfermedades. Un resultado peculiar es un aumento de la actividad y eficacia farmacológica de los productos administrados posteriormente. Para ello, el Pañcakarma completo requiere una secuencia precisa de ejecución de las técnicas y se caracteriza por tres momentos fundamentales: uno preparatorio, Purva Karma, en el que se induce a los doshas alterados a pasar de los tejidos periféricos al tracto gastrointestinal, y un uno intermedio, Pradhana Karma, que es la ejecución de las propias técnicas, en el que se completa la erradicación de los Doshas y toxinas de los tejidos, se ponen en circulación y se expulsan por los caminos naturales más cercanos al lugar de acumulación, y un el último, Pashchat Karma, es decir, post-tratamiento. Estos tres momentos Purva, Pradhana y Pashchat Karma se repiten en clave metodológica dentro de cada técnica. Durante toda la duración del Pañcakarma el paciente debe seguir estrictamente una dieta especial que lo prepare para recibir los tratamientos y complementar la función curativa de las prácticas. La primera técnica de la secuencia Pañcakarma es Vamana, o vómito terapéutico. Vamana no es solo emesis, sino la recolección y expulsión de Ama (toxinas) y Doshas estropeados por vía oral, en este caso principalmente Kapha; por lo tanto, es necesario utilizar sustancias que no solo induzcan el vómito, sino que puedan extraer y transportar Dosha y toxinas desde los tejidos más profundos hasta su expulsión. Por sus características específicas, es probablemente la técnica más delicada y potencialmente más peligrosa del Pañcakarma. La segunda técnica es la Virecana, o purga intensiva, y consiste en la expulsión de los Doshas estropeados presentes en el intestino delgado y en el hígado por vía rectal.


La tercera técnica es el Basti (también llamado Vasti, en algunas zonas de la India), o enteroclysma, y ​​consiste en introducir en el colon aceites medicinales o decocciones de hierbas a través de la vía anorrectal, que, tras una retención adecuada, es seguida por la expulsión de Mimado. Mala, Ama y Dosha. Basti es el procedimiento terapéutico más importante no solo del Pañcakarma sino de todo el Ayurveda, ampliamente difundido incluso independientemente del Pañcakarma y tiene, en virtud de su capacidad para pacificar Vata Dosha, una poderosa actividad terapéutica sobre múltiples trastornos, actuando sobre todo el organismo.


La cuarta acción del Pañcakarma es el Nasya, es decir, la administración de preparaciones de varias clases a través de las fosas nasales. Terapia ideal para enfermedades de la región supraclavicular. Con la práctica de Nasya, el Kapha Dosha es esencialmente expulsado. Las sustancias más utilizadas son aceites medicinales y ghee, extractos frescos de plantas y hierbas, polvos, dhumas o humos derivados de la combustión de polvos y plantas. La instilación o inhalación debe realizarse por las fosas nasales mientras que la expulsión se realiza por la boca.


La quinta y última acción del clásico Pañcakarma es Rakta Mokshana, o la eliminación de Ama y Pitta Dosha en mal estado a través de muestras de sangre. Entre los diversos métodos mencionados en los textos clásicos para practicar Rakta Mokshana, podemos reconocer generalmente dos tipos, Shastra Vishravana, sangría con instrumentos mecánicos, que incluye incisiones y punción de venas, y Anu Shastra Vishravana, sangría sin instrumentos mecánicos, que incluye el uso sanguijuelas, cuerno de animal (vaca), ventosas de calabaza o copas de vidrio.


Finalmente, el Pashchat Karma, la fase final del Pañcakarma, que consiste además de la valoración del estado general del paciente, en una serie de actividades dirigidas (control dietético, rutina de higiene diaria, etc.) para consolidar las ventajas obtenidas con el prácticas también a través de la administración de Rasayanas específicas, (compuestos con un poderoso efecto antioxidante), y por actividades que llevan gradualmente al paciente a una recuperación completa de la alimentación normal y la actividad física.



4 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page