Astrágalo

Astragalus.jpg

La planta milagrosa que viene de China

Si hiciéramos una lista de las plantas más valoradas y utilizadas en la medicina tradicional china, sin duda, el astrágalo estaría incluido en ella. Astragalus membranaceus es el nombre científico que se le otorga a esta planta perenne oriunda de Mongolia y China, la cual forma parte de la familia Fabaceae.

La raíz de astrágalo presenta la mayor concentración de principios activos y, por tanto, es la parte de la planta que se usa con fines medicinales o terapéuticos. Contiene:

  • Glucósidos.

  • Aminoácidos.

  • Minerales.

  • Polisacáridos.

  • Flavonoides con capacidad antioxidante.

Las sustancias mencionadas anteriormente le confieren al astrágalo amplias y variadas propiedades, como actividades y efectos:

  • Antibacteriana.

  • Antiinflamatoria.

  • Analgésica.

  • Expectorante.

  • Antiviral.

  • Cicatrizante.

  • Antidiabética. 

  • Diuréticos.

  • Vasodilatadores.

  • Hipotensores.

  • Inmunoestimulantes.

  • Antitumorales.

 

Tradicionalmente, el astrágalo se ha empleado tanto en el tratamiento de enfermedades crónicas como en casos de debilidad, falta de apetito y cansancio o fatiga.

El uso más común o extendido de esta planta guarda relación con el sistema inmunológico. En teoría, el astrágalo actúa como inmunoestimulante. Es decir, aumenta la respuesta inmune, los mecanismos de defensa o la capacidad del sistema inmune para combatir infecciones y enfermedades.

Según muestran algunos estudios clínicos, la raíz de astrágalo ha dado buenos resultados en pacientes con insuficiencia cardíaca, infarto de miocardio y angina de pecho. En general, parece mejorar las afecciones cardíacas y favorecer la recuperación en enfermedades de tipo respiratorio.

Dosis aconsejada de 2 a 3 capsulas diarias

Astragalo 1.jpeg