top of page

Que son los Mantras


El mantra (मन्त्र) es una de las ayudas más utilizadas en la meditación, y también una de las más poderosas. La práctica del mantra o meditación trascendental se encuentra en muchas de las tradiciones contemplativas de todo el mundo y tiene una historia centenaria. En este artículo exploraremos las diferentes técnicas de meditación que utilizan mantras, aprenderemos a elegir la adecuada para nosotros, descubriremos el poder de esta herramienta y cuáles son los diferentes niveles de dificultad de esta práctica.



Mantra es una palabra sánscrita derivada de dos raíces: man, que significa "mente" o "pensar", y trai, que significa "proteger", "liberar de" o "instrumento". Por lo tanto, los mantras son herramientas de la mente, o mejor aún, herramientas para despejar la mente. Es una palabra, o una frase corta, capaz de hacer más efectiva nuestra meditación y traer numerosos beneficios a nivel espiritual.


Algunos mantras tienen un significado literal y se pueden traducir, pero la mayoría de ellos, según la tradición, obtienen su valor principalmente de la calidad del sonido. Algunos son cortos, de una sílaba; otros son largos y están formados por muchas palabras.


A veces se recita el mantra, otras veces se escucha. A veces hay que repetirlo rápido, otras lentamente. En algunas situaciones simplemente se recita solo, y otras veces se relaciona con la concentración, la respiración, los chakras, la visualización o conceptos abstractos. Los mantras y las prácticas relacionadas con ellos son muchos y tienen sus raíces en el hinduismo, el yoga y el budismo.


¿Por qué usar un mantra? El poder transformador del sonido En este punto puede que te preguntes: “¿Qué tiene de especial repetir una palabra? ¿Por qué se considera una herramienta tan poderosa para la meditación?



El concepto es realmente muy simple: el sonido es vibración. Y todas las células de tu cuerpo vibran. Todo en el universo es vibrante y todo tiene su propio ritmo. Sus pensamientos y sentimientos son, de hecho, las vibraciones de su cuerpo y conciencia. Los patrones de sonido también afectan el agua corporal, la secreción de hormonas, la cognición, el comportamiento y el bienestar psicológico.


Visto de esta manera, tu mente, tu psique, es una colección de sonidos, cada uno vibrando a su propia frecuencia, velocidad y volumen. Lo que los místicos y los yoguis han podido descubrir es que, al mantener una vibración de sonido particular durante mucho tiempo, la naturaleza de la mente y el cuerpo puede transformarse de alguna manera, aunque solo sea temporalmente.


Todo músico o director puede comprobar el increíble poder de los sonidos y su capacidad para evocar estados de ánimo, pensamientos y emociones. Si escuchar una canción puede cambiar la forma en que te sientes e incluso ayudar a sanar tu cuerpo, ¡imagina el poder de programar un sonido específico en tu mente repitiéndolo miles de veces con consistencia y atención!


El sonido, el ritmo y el habla tienen efectos profundos en el cuerpo, los pensamientos y las emociones. La meditación mantra es el uso de estos tres elementos con el propósito de purificar, pacificar y transformar tu mente y tu corazón.

Por lo tanto, el mantra, al ser una herramienta de la mente, puede ayudarlo a crear cambios profundos en su cuerpo y psique y producir estados alterados de conciencia. La meditación mantra es un método para enfocar tu conciencia en torno a un sonido, amplificándolo para obtener el máximo efecto. En la tradición contemplativa, la meditación con mantras suele ser el método más sencillo y seguro para obtener profundos beneficios.



El Mantra sustituye el pensamiento

En un momento dado, nuestra atención puede enfocarse en un solo objeto. Incluso cuando afirmamos ser "multitarea", lo que estamos haciendo es simplemente cambiar el objeto de nuestra atención muy rápidamente: es por eso que la multitarea es en realidad un desperdicio e ineficaz.


En la meditación, esta conexión es bastante simple: siempre que estés prestando mucha atención al mantra, no te perturban otros pensamientos, recuerdos o sensaciones. Si puede acortar continuamente la pausa entre la conclusión de una repetición y el comienzo de la siguiente, puede permanecer inmerso en un estado de alerta durante la duración de su meditación.


Un mantra reemplaza 10,000 pensamientos diferentes con un pensamiento, un pensamiento que trae paz y conciencia. Te permite reunir tu atención dispersa y unificarla, dándole así mucho más poder.

Por supuesto, este resultado también se puede lograr a través de otros medios, como la respiración o una visualización. Sin embargo, la ventaja de un mantra es que reemplaza fácilmente nuestra conversación interna, que es la forma predominante de pensamiento consciente para la mayoría de las personas. Otro beneficio es que la naturaleza rítmica del mantra lo ayuda a superar las melodías que suenan constantemente en nuestras cabezas, por ejemplo, esa canción que se escucha en todas partes en la radio.


Las herramientas para meditar con mantras Cómo elegir tus mantras para la meditación Decidir qué mantra usar depende principalmente de tu enfoque de la meditación: secular o espiritual. Este enfoque también influirá en los resultados obtenidos de la práctica. Sin embargo, algunos mantras son bastante universales y se pueden usar con ambos enfoques (que describiremos en breve). Un gran ejemplo son los mantras sánscritos om y so ham. En este artículo puedes encontrar cinco muy comunes que se usan en la meditación trascendental.



Enfoque Laico

En este enfoque, la meditación se considera una herramienta, un ejercicio diseñado para ofrecerte una mejor salud, rendimiento mental, relajación o crecimiento personal. Si adopta este enfoque, no necesariamente cree en las implicaciones espirituales asociadas a la práctica de la meditación, ya sea Dios, la iluminación, el alma o el más allá. O tal vez sí, pero quieres mantener tu meditación separada de la esfera espiritual. En este caso, recomiendo elegir un mantra en su idioma nativo. Puede ser una sola palabra o una frase corta que contenga un mensaje que quieras grabar en tu psique. Aquí hay algunas pautas que sugiero para elegir la palabra correcta:

  • El significado es el requisito más importante. Elige una palabra o frase que represente algo que quieras desarrollar más en ti mismo o conectarte más. Puede ser amor, paz, libertad, conciencia, coraje o cualquier otra cualidad.

  • El sonido de la palabra debe agradarte y resonar en tu alma. La única forma de averiguarlo es repetirlo durante unos minutos y observar cómo te sientes antes y después.

  • Evite palabras que tengan significados dudosos o posibles connotaciones negativas.

  • Puedes probar algunos mantras antes de decidir cuál es el más adecuado. Una vez elegido, sin embargo, es mejor usar siempre el mismo, para que sus efectos crezcan con el tiempo.


Enfoque espiritual

Si meditas con una meta o propósito espiritual en mente, el proceso para elegir tu mantra es diferente. Puedes considerar el hecho de que cada palabra contiene su propia "energía" impresa a través de cómo ha sido utilizada repetidamente por otras personas. En consecuencia, tiene sentido adoptar un mantra tradicional, una palabra o sonido que ha sido utilizado por buscadores espirituales durante siglos, con excelentes resultados. En este caso, no tiene sentido traducir el mantra a tu idioma. Lo mejor es usar la palabra original en el idioma en el que fue concebida o descubierta (generalmente sánscrito, pali, hebreo, arameo o tibetano). Además, la pronunciación y la entonación correctas del mantra son muy importantes, ya que debes intentar replicar esa vibración de sonido específica. Por lo tanto, el primer paso es decidir qué tradición cultural y espiritual habla más a tu alma. Dedique algún tiempo a investigar estas tradiciones y encuentre la que se sienta más cercana a usted. Una vez elegido, puede proceder de una de las siguientes maneras:

  • Encuentra un maestro versado en esa tradición, alguien a quien respetes profundamente, y pídele que te sugiera un mantra que sea adecuado para ti. Dependiendo de la tradición, un maestro habrá practicado mantras muy diferentes, sabrá el tipo de vibración de cada uno y podrá elegir uno para ti según tus objetivos y temperamento.

  • Investigue los mantras utilizados en ese camino en particular, pruebe cada uno durante unos días, luego seleccione el que más lo sumerja en el estado de concentración que ha estado buscando.

El mantra es como una contraseña, una clave, a un cierto estado de conciencia o principio universal que uno desea experimentar.

En este enfoque, te aconsejo que mantengas tu mantra en secreto, incluso si es muy común y adoptado por miles de personas. La razón es que un secreto es sagrado. Trata tu mantra como algo sagrado y secreto, y ten por seguro que sus efectos en tu conciencia serán más profundos.



Meditación y Mantra

Las pautas a continuación forman la base para meditar con un mantra y también son aplicables a todas las demás técnicas de meditación. Posición Para la meditación mantra "formal", adopte una postura sentada. Para la práctica informal, puede repetir el mantra en el fondo de su mente, con los ojos abiertos, durante otras actividades diarias. Velocidad Cantar el mantra te energiza rápidamente. Escanearlo con cierta cadencia calma la mente. Si tu repetición es demasiado rápida o demasiado lenta, se convertirá en un proceso automático y tu mente divagará demasiado o caerá presa del sueño. La velocidad con la que recitas también varía según la longitud del mantra: los cortos (de una a tres sílabas) a menudo se repiten más lentamente que los mantras largos. Dado que la velocidad varía según la técnica que estés adoptando, es recomendable experimentar con diferentes velocidades de repetición y ver cuál es la más efectiva. En mi experiencia, tanto al repetir el mantra rápidamente como al pronunciarlo lentamente, mi mente entra en un estado de silencio, donde se anula cualquier ruido de fondo o pensamiento superfluo. Sin embargo, el "sabor" de ese silencio es diferente dependiendo de la velocidad con la que recite el mantra. Cuando lo repito lentamente, se siente como un tipo de profundidad de onda theta. Al repetirlo rápidamente, el silencio mental fluye con mayor intensidad a medida que se generan ondas gamma. En cualquier caso, es mejor mantener un ritmo de repetición uniforme, en lugar de cambiarlo varias veces durante una sesión.


Fuerza y ​​volumen Si tu mente es muy ruidosa, puede ser útil "aumentar el volumen" en la repetición del mantra, haciéndolo más fuerte e incisivo. Sin embargo, si tu mente está más tranquila, el mantra puede volverse más sutil y recitarse suavemente, como un sonido agudo que apenas puedes escuchar. La palabra en sí casi se pierde y el mantra se percibe más como vibraciones sonoras que como una frase pronunciada. Respiración Puede o no ser capaz de sincronizar el mantra con su respiración. Algunas opciones para hacerlo mejor son:

  • Inhala y exhala mientras pronuncias el mantra. Si es muy corto, como om, puedes repetirlo una vez mientras inhalas y otra vez mientras exhalas.También puedes aumentar la velocidad y repetirlo tres veces en cada inhalación y tres veces en cada exhalación. Si es largo, puede recitar la mitad al inhalar y la segunda mitad al exhalar.

  • Exhalar. Inhala sin ningún sonido y recita el mantra solo al exhalar.

  • Sea independiente de la respiración. Solo concéntrate en la palabra, prestando atención a tu respiración. Con el tiempo, la respiración tiende a sincronizarse naturalmente con el ritmo del mantra.

Mente

Ya sea que estés recitando el mantra o simplemente escuchándolo, el trabajo de tu mente es prestar atención activamente a cada repetición. Que cada repetición sea fresca, nueva, llena de vida y conciencia. Fusiona tu mente con el mantra.


Conviértete en uno con él. Deje que cada parte de su atención se dirija a él. Una forma de facilitar este proceso es dejar que tus emociones fluyan en la práctica, como el anhelo, la curiosidad, la reverencia, la gratitud o lo que sea que tenga sentido para ese mantra en particular. Piense en el mantra como una estación de radio y en su mente como una antena.


Después de un tiempo notarás que incluso si algunos pensamientos todavía cruzan tu cabeza, el mantra se encuentra en un nivel más profundo de tu mente. Mueva su conciencia a ese nivel más profundo y trate de permanecer allí el mayor tiempo posible. Finalmente, no fuerces tu mente. Hacerlo solo crearía tensión, lo cual no conduce a la meditación.


Tu trabajo es simplemente mantener la conciencia del mantra, momentáneamente, sin que pese demasiado en tus pensamientos. Es una conciencia continua y relajada


Mala

Una gran herramienta para ayudarnos a repetir el mantra es el mala o japa mala. Es un rosario compuesto por 108 cuentas que ayuda a llevar la cuenta de la repetición del mantra. Hablamos de ello en detalle en este artículo.


Progreso y niveles Cuanto más repetimos nuestro mantra, más energía le damos. Se dice que un mantra de una sílaba, después de 125.000 repeticiones, "cobra vida propia". Es nuestra atención repetida la que trabaja con el mantra y lo carga. Entonces se convierte en el pensamiento más poderoso de tu mente, y entonces realmente puedes contar con él para traer paz y enfoque a tu vida. Una vez que el mantra adquiere este impulso, la repetición se vuelve cada vez más fácil. Es casi como si simplemente "iniciamos" o "accedemos" al mantra, y continúa por sí mismo, llevándonos a un estado de silencio interior. Este es el progreso tradicional de la práctica:

  • La recitación verbal – repítala en voz alta. Este mecanismo simple involucra sus sentidos, lo que facilita mantener su atención enfocada. Susurro: Los labios y la lengua se mueven, pero solo producen un sonido débil. Esta práctica es más sutil y profunda que la recitación verbal.

  • Recitación mental: repite el mantra solo en tu mente. Al principio, por supuesto, habrá algún movimiento en la lengua y la garganta, pero con el tiempo estos también cesarán y la práctica será puramente mental. Esta etapa es la más común en la meditación mantra.

  • Escucha espontánea: en este punto ya no estás repitiendo el mantra, sino que el mantra continúa por sí mismo en tu mente, espontáneamente, siempre. Ahora no hay necesidad de preocuparse por el volumen, la velocidad, etc. Solo escúchalo repitiéndolo como naturalmente quiere que se repita. Este nivel se llama ajapa japa.

Como puede ver, hay una progresión lenta pero significativa desde el primer nivel hasta el último. Un error muy común en los principiantes es querer saltarse niveles y empezar directamente con la repetición mental, o repetición espontánea. Si bien no es imposible llegar allí de inmediato, es mucho más fácil seguir esta escalera para dominar la meditación mantra. Incluso si no te gusta la recitación verbal y quieres ir directamente al nivel mental, te recomiendo que hagas al menos algunas rondas de recitación en voz baja al principio.


Esto te ayudará a enfocar tu mente en el mantra mucho más fácilmente. Dondequiera que estés en esta escala, si notas que tu mente se está alejando del mantra, distraída con otros pensamientos o durmiendo, detente por unos segundos y luego pon más esfuerzo consciente en usar el mantra hasta que llegues a un resultado efectivo. .






17 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page