top of page

MEDITACIÓN TRASCENDENTAL


Como bien sabes, todos vivimos una vida estresante y complicada que nos dificulta escapar de los pequeños quehaceres diarios que nos imponemos a nosotros mismos. De hecho, la mente trabaja incansablemente para analizar y procesar miles de piezas de información cada minuto, convirtiéndose en una radio sin parar que no nos permite vivir en armonía con nuestro entorno.


Si por un lado el desarrollo tecnológico y económico nos permite vivir de una forma más cómoda, por otro ha creado una falta de introspección y desarrollo interior que no nos permite dejar descansar la mente y desarrollar nuestra espiritualidad (entendida como investigación del yo interior y desarrollo del autoconocimiento).


La Meditación Trascendental fue creada precisamente con el propósito de cerrar la brecha entre estas dos realidades y así enriquecer nuestras ocupadas vidas.


¿Qué es la Meditación Trascendental?

La meditación trascendental, a veces abreviada como MT, es una técnica de meditación muy sencilla creada en la India y difundida por el maestro Maharishi desde 1958. Al describir su invento, el maestro Maharishi declaró que el propósito de esta meditación es contrarrestar los campos electromagnéticos de los pensamientos y ayudar a la mente a armonizarse consigo misma y con el mundo exterior.


A pesar de su efecto antiestrés, no es una técnica de relajación o concentración y no requiere posturas ni rituales particulares. Su fin último es la reducción de la confusión mental debida al paso continuo de pensamientos superfluos y "ruidosos". Silenciar esta confusión te permite agudizar tu personalidad y vivir mejor la vida cotidiana.


Es un método sencillo y natural para ayudarte sin tener que dedicar más de 20 minutos al día y no implica cambiar nuestros hábitos habituales, sino que es la plataforma de lanzamiento para una mejor apreciación de la vida.


Beneficios Esta técnica te permite mejorar muchos aspectos de tu vida sin requerir un esfuerzo particular: se considera una forma de reducir el estrés, la hipertensión y descansar tu sistema nervioso. Entre los principales beneficios encontramos:

  • Reducción del estrés y la ansiedad.

  • Mejora de la calidad del sueño

  • Mayor sensación de claridad y productividad.

  • Disminución de la presión arterial

  • Mayor sensación de calma durante el día.

  • Reducción del cortisol (la hormona responsable del estrés)

  • Reducción del riesgo de ataque cardíaco o accidente cerebrovascular

  • Mejora de las funciones cerebrales


Origen

Después de obtener un título en física, Maharishi decidió pasar 12 años en la región del Himalaya con su maestro para aprender los conceptos básicos de la meditación. Su formación universitaria y cultural hasta ese momento había sido de corte moderno y esto fue un factor determinante para el nacimiento de su método. Al entrar en contacto con la meditación (que se enseñaba a través del estudio de las escrituras antiguas, con el mismo método utilizado durante milenios), Maharishi notó una discrepancia entre el significado de los textos antiguos y la interpretación que se les atribuía en la sociedad contemporánea.


Descubrió que originalmente había dos tipos diferentes de meditación: una reservada para ascetas y monjes y otra dirigida a quienes cubrían un rol social que requería muchas responsabilidades. Mientras que el primer método se había conservado a lo largo de los años, el segundo se había perdido hasta casi desaparecer. Por esta razón, la opinión común era que la meditación no era práctica y estaba reservada solo para los monjes.


Animado por su maestro, Maharishi se dispuso a encontrar una solución para hacer accesibles a las masas los beneficios de la meditación. Se dio cuenta de que un proceso simple, natural y espontáneo producía los resultados deseados mucho más inmediatamente que las técnicas que requerían controlar y forzar la mente. Así nació la técnica de la meditación trascendental.


Hay muchos sistemas que intentan refinar la mente controlándola de una forma u otra. Estos intentos son difíciles y aburridos y en vez de dar resultados quitan vida. Debido a la dificultad e ineficacia de estos métodos de control mental, se ha difundido la opinión de que el camino para realizar la conciencia pura es difícil. – Maharishi


Técnica

El método es técnicamente muy simple: el objetivo es aquietar la mente para obtener un nivel de conciencia pura. Este efecto se consigue sentándose en una posición cómoda, con la espalda recta, durante 20 minutos. La Meditación Trascendental se suele realizar por la mañana nada más despertar, con el fin de calmar la mente antes de empezar el día. También se puede realizar en otros momentos, pero es importante practicarlo siempre antes de las comidas. La principal diferencia entre la Meditación Trascendental y otras formas de meditación es el mantra que se te pide que repitas durante la sesión de meditación (aquí puedes encontrar nuestras recomendaciones sobre mantras para repetir). El mantra, por ejemplo, el clásico "Om", se utiliza como un vehículo para ayudar a la mente a concentrarse: al concentrarnos únicamente en el mantra, podemos lograr más fácilmente un estado de perfecta quietud y conciencia. Para ayudarnos a mantener en nuestra contra las repeticiones del mantra, podemos hacer uso del mala, un collar compuesto por 108 cuentas y tradicionalmente utilizado en la meditación japa y en el ajapa japa, una forma de meditación trascendental que consiste en repetir el mantra durante un número específico de veces.


Aquí están los 8 pasos a seguir para practicar la meditación trascendental:

  • Siéntese en una silla cómoda con los pies apoyados en el suelo y las manos en el regazo. Deja que tus piernas y brazos descansen.

  • Cierra los ojos y respira hondo varias veces para relajar tu cuerpo. Abre los ojos y luego ciérralos de nuevo. Tus ojos permanecerán cerrados durante toda la duración de la práctica, que es de 20 minutos.

  • Repite un mantra en tu mente. Puedes elegir el mantra que prefieras y el que más te ayude a relajarte y concentrarte.

  • Cuando reconozcas que estás siendo interrumpido por pensamientos o recuerdos, regresa tu atención al mantra.

  • Una vez que sientas que has alcanzado un buen nivel de concentración, trata de centrar toda tu atención en el tercer ojo (también conocido como el sexto chakra), que se encuentra entre las cejas.

  • Después de 20 minutos, comienza a mover los dedos de las manos y de los pies lentamente para salir de la meditación.

  • Abre tus ojos.

  • Siéntate unos minutos más hasta que te sientas listo para continuar con tu día.

Durante la meditación, se recita repetidamente un pensamiento específico, el llamado mantra, hasta que pierde su significado en la mente. De esta manera el volumen de los pensamientos debe disminuir hasta desaparecer, permitiendo que la mente y el cuerpo descansen, ayudando también a regenerar el sistema nervioso. Llegar a dominar este sencillo ejercicio puede llevar semanas o meses (es muy difícil "apagar" los pensamientos cuando se le ordena), pero una vez asimilado a fondo y realizado con regularidad, los beneficios son permanentes e incomparables. Una mente clara es invariablemente más feliz, más sana y más inclinada a seguir el camino del despertar.





13 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page