top of page

Mudra: el yoga de las manos


Mudrā (मुद्रा) es un término sánscrito que literalmente significa "sello", "gesto" o "señal". En yoga, los mudras son gestos simbólicos que a menudo se practican con las manos y los dedos que facilitan el flujo de energía a través del cuerpo, lo que ayuda y mejora nuestras prácticas de meditación.



La posición correcta de las manos es extremadamente importante en la meditación: contrariamente a lo que piensan muchos principiantes, las manos nunca deben descuidarse o colocarse de manera casual. De hecho, cada mudra estimula distintas partes de nuestro cerebro y nos ayuda a canalizar la energía hacia una zona concreta de nuestro cuerpo.


En esta guía, hemos recopilado una lista de los mudras más populares, junto con sus beneficios e instrucciones sobre cómo realizarlos correctamente.



Símbolos y la relación con la naturaleza

Los mudras están íntimamente relacionados con la energía del universo (energía Ki) y su finalidad es precisamente canalizarla hacia nuestro cuerpo para obtener determinados beneficios. Casi todo mudra está conectado con una deidad de la tradición védica, que a su vez encarna un aspecto de energía ligado a una cualidad que queremos despertar en nosotros. Los mudras (y las deidades asociadas a ellos) están relacionados con los cinco elementos naturales, energías que se reflejan en el cuerpo a nivel psicofísico y espiritual al fluir a través de los nadis, canales de energía que terminan justo en los dedos de nuestras manos. Por lo tanto, cada dedo representa un punto de conexión con un elemento y la energía conectada a él. Al colocar nuestros dedos de cierta manera, podemos controlar la cantidad de energía elemental que fluye dentro de nosotros y, en consecuencia, aprovechamos las cualidades asociadas con el elemento que estamos invocando. Aquí está la lista de energías asociadas con cada sitio de la mano:


Pulgar: sol, energía, fuego.

Índice: aire, energía en movimiento.

Medio: espacio, expansión, apertura.

Dedo anular: tierra, solidez, arraigo.

Dedo meñique: agua, líquidos, movilidad.


La historia de los mudras La práctica de los mudras tal como la conocemos hoy en día se originó en la India hace más de 5000 años: de hecho, se pueden encontrar rastros de ella en el chamanismo antiguo y en la cultura védica, que contemplaba el uso de gestos con las manos acompañados de mantras durante las ceremonias sagradas. A través de este ritual los brahmanes invocaban la energía de la Tierra y del Cielo al mismo tiempo, que luego era canalizada para obtener ciertos beneficios, tanto materiales como espirituales. Los mudras también se utilizan en algunas expresiones artísticas como la danza india, donde su finalidad también es acompañar armónicamente los movimientos del cuerpo.


Shuni Mudra

Cómo hacerlo: en esta posición el pulgar toca el dedo medio y los otros dedos se sueltan suavemente. Puede apoyar las manos sobre las rodillas para relajar los dedos desarticulados y evitar que se pongan rígidos. Significado: Shuni Mudra es el mudra que representa la paciencia: el dedo medio indica constancia en alcanzar los objetivos, mientras que el pulgar simboliza metafóricamente la naturaleza y lo divino. Qué beneficios aporta: este mudra es capaz de actuar sobre nuestra paciencia, aumentándola y consolidándola. Nos ayuda a afrontar mejor los periodos de transición y cambio, cuando estamos a la espera de cosechar los frutos de nuestro trabajo o a la espera de un resultado importante y necesitamos calmar la ansiedad y la negatividad. Chakra asociado: Tercer chakra.



Surya Ravi Mudra

Cómo hacerlo: el dedo anular toca ligeramente el pulgar y los otros dedos permanecen relajados. Sin embargo, es importante no apoyarlos en el pulgar, por lo que muchos recomiendan mantenerlos ligeramente elevados.


Significado: Este mudra es conocido como el signo de la vida, con la unión del dedo anular y el pulgar simbolizando el equilibrio y la buena salud. El dedo anular también refuerza los conceptos de persistencia y fuerza.


Qué beneficios aporta: esta posición, además de fortalecer el tejido muscular, es capaz de canalizar energía positiva que genera optimismo y cambios constructivos.


Chakra asociado: Segundo chakra



Gyan Mudra

Cómo hacerlo: el dedo índice toca ligeramente el pulgar y los otros dedos permanecen relajados, nunca tensos. Parece que este fue el mudra favorito de Buda durante sus meditaciones, y también es el más utilizado en la actualidad. Significado: este es el mudra del conocimiento, donde el dedo índice representa la conciencia y su unión con el pulgar simboliza la sabiduría y la expansión del ego. Qué beneficios aporta: esta posición se utiliza para estimular la creatividad y la concentración, que se mantienen incluso al final de la sesión de meditación. Chakra asociado: Primer chakra.



Anjali Mudra

Cómo hacerlo: juntar las palmas y los dedos de las manos, en posición de oración, dejando un espacio muy pequeño entre las dos palmas sin tensar excesivamente las manos, para que fluya la energía. Cada dedo debe adherirse perfectamente al dedo de la mano contraria y mirar hacia arriba. Las manos están al nivel del pecho, frente al corazón.


Significado: en yoga es una posición de saludo, que además favorece el equilibrio de las energías. Ayuda a unir y equilibrar los dos lados del cuerpo y a conectar los dos hemisferios del cerebro.


Qué beneficios aporta: esta posición es perfecta para una relajación profunda, para aclarar pensamientos y equilibrar nuestras energías, centrándonos antes de comenzar nuestra meditación.


Chakra asociado: Cuarto chakra.



Prana Mudra

Cómo hacerlo: los dedos anular y meñique tocan el pulgar, mientras que los dedos medio e índice permanecen tensos. Se utiliza principalmente para canalizar la energía hacia el primer chakra. Significado: Este mudra también se conoce como la postura de la cintura, ya que es capaz de dirigir la energía vital por todo el cuerpo. Qué beneficios aporta: este mudra es capaz de infundirnos energía durante y después de la meditación. También fortalece la vista y el sistema inmunológico. Chakra asociado: Primer chakra.



Vayu Mudra

Cómo hacerlo: el dedo índice debe colocarse debajo del pulgar, de manera que este último ejerza presión. Los tres dedos restantes deben mantenerse estirados, pero no demasiado (no deben causar molestias). Significado: este mudra está asociado con el aire y todo lo relacionado con él: la medicina ayurvédica suele utilizar esta posición para tratar disfunciones corporales. Qué beneficios aporta: esta posición es de gran ayuda para todos los problemas físicos relacionados con el estancamiento de aire, como flatulencias o hinchazón abdominal. Incluso algunos pacientes de Parkinson han encontrado beneficios para calmar los síntomas de su condición. Chakra asociado: Cuarto chakra.



Apaan Mudra

Cómo hacerlo: los dedos medio y anular tocan el pulgar, mientras que el índice y el meñique permanecen ligeramente tensos. Significado: Este mudra representa la purificación, tanto en un sentido físico (al estar relacionado con la digestión) como en un sentido espiritual. Qué beneficios aporta: esta posición es muy útil para eliminar toxinas del organismo, especialmente indicada para problemas de digestión y beneficiosa para el corazón y la circulación sanguínea. Chakra asociado: Cuarto chakra.



Hakini Mudra

Cómo hacerlo: las yemas de los dedos de ambas manos se tocan suavemente, sin ejercer demasiada presión. Se debe aplicar un poco más de presión a los pulgares. Significado: este mudra siempre se ha utilizado en la cultura hindú para aumentar la concentración y canalizar la energía hacia el sexto chakra. Qué beneficios aporta: esta postura ayuda a conectar nuestros dos hemisferios cerebrales, favoreciendo la concentración, la creatividad y la memoria. Chakra asociado: Sexto chakra.



Dhyani Mudra

Cómo hacerlo: coloque el dorso de la mano izquierda sobre la palma de la mano derecha y arquee ligeramente las manos como si formara un cuenco. Puedes apoyar el pulgar izquierdo sobre el derecho. Los dedos y las manos no están tensos, sino que permanecen relajados. Cuanto más cóncavas son las manos, más energía puede fluir. Las manos se colocan en el regazo, a la altura del segundo chakra. Significado: Este mudra se conoce como el Sello de la Meditación. El semicírculo formado por las manos simboliza el vacío a llenar con una nueva conciencia. Qué beneficios trae: esta posición calma profundamente la mente, libera de la ansiedad y el estrés y ayuda a alcanzar más fácilmente una quietud profunda. También ayuda a eliminar el ego y fomentar la conexión con nuestro yo interior. Chakra asociado: Segundo chakra.


Conclusión

Los mudras son una herramienta maravillosa para enriquecer y apoyar nuestra meditación, canalizando la energía donde más la necesitamos en ese momento. Conocer las características de cada mudra nos ayuda a comprender y percibir cómo fluye la energía en nuestro cuerpo y conectar con ella a un nivel aún más profundo.

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page