Uña de Gato - Uncaria tormentosa

Uña-de-gato-300x200.jpg

El nombre real es "Uncaria" y el apodo de "Uña de gato" le fue dado por los indígenas del Perú debido a su forma que recuerda bastante a la de la uña de gato. Las espinas tienen esta forma y hay una razón: es una especie de gancho con el que la planta puede engancharse a los árboles y así crecer hacia arriba, hacia la luz que necesita para vivir.

Esta planta, como pudimos suponer, fue descubierta y está muy extendida en los territorios habitados por los indígenas de la América tropical que siempre han aprendido a utilizarla para tratar inflamaciones, especialmente reumáticas, artritis o úlceras gástricas, nuevamente infecciones de el tracto urinario. Se afirma que ayuda a depurar la sangre pero también la piel y que puede ayudar en casos de fiebre y asma. La decocción de corteza de uña de gato se considera en algunas partes del mundo un anticonceptivo, y también un remedio para los tumores del tracto urinario femenino, para el reumatismo y la cirrosis. Otras personas también usan esta planta para el tratamiento de la gonorrea, en cambio en Colombia la pueden recibir como cura para la disentería.

Por ejemplo, hay estudios clínicos que confirman que la uña de gato puede tener efectos positivos en la mejora de los síntomas de la artritis reumatoide y, en asociación con la sulfasalazina o la hidroxicloroquina, puede reducir la hinchazón y el dolor en las articulaciones. Podemos encontrar un uso frecuente de la uncaria en la medicina popular que la aplica a una serie de situaciones muy diversas, que van desde enfermedades reumáticas, a diarreas, desde gastritis a heridas. También parece ayudar a normalizar el ciclo menstrual y puede tomarse como complemento del tratamiento del cáncer. Se define un anti necrótico de las células cancerígenas. 

Dosis aconsejada de 2 a 4 capsulas diarias 

Uña 2.jpeg