top of page

ESCUCHA CONSCIENTE


La escucha atenta es un maravilloso ejercicio de conciencia que nos permite estar más presentes y empáticos en nuestras interacciones diarias. Siempre estoy buscando nuevas formas de traer conciencia a mis días y últimamente me he prometido practicar la escucha consciente todos los días. En este artículo comparto la importancia de esta disciplina, sus beneficios y mi experiencia en ella.



Escucha consciente: ¿qué es exactamente?

La comunicación hoy presenta cada vez más dificultades y limitaciones. Puede sentirse invalidado, ignorado o incluso irrespetuoso al tratar de hablar con alguien.


Personalmente, suelo competir con un teléfono o una tableta para llamar la atención de mi interlocutor. Cuando se busca una comunicación auténtica y constructiva, la multitarea es un obstáculo que bloquea las oportunidades de intercambio mutuo y limita en gran medida la profundidad de las interacciones.


Muchos de nosotros apreciamos profundamente cuando alguien no revisa constantemente su teléfono y envía mensajes de texto mientras compartimos una comida, damos un paseo o conversamos. La práctica de la conciencia incluye la atención al aquí y ahora, con un espíritu de receptividad y no juicio.


No se puede lograr un compromiso óptimo cuando interactuamos constantemente con nuestra mente o dispositivos. Volver a los orígenes en el ámbito de la comunicación en persona incluye el "desapego digital" y la presencia plena. Esto, en esencia, es la escucha consciente.



Captar los matices

La comunicación no verbal, como la expresión facial y el lenguaje corporal, son parte del proceso total de comunicación. Si no prestamos toda nuestra atención al interlocutor (o interlocutores), es fácil perder de vista estas pequeñas señales que muchas veces son portadoras de información importante. Creo que una de las razones principales por las que la psicoterapia y el coaching se están volviendo cada vez más populares es que las personas confían en que tienen un oyente completamente presente, enfocado y dedicado durante un período de tiempo determinado. A medida que sigo evolucionando en el camino de mi vida, he aprendido a apreciar los matices de escuchar de nuevas maneras. Escuchar es una habilidad mente-cuerpo, que involucra todos los sentidos y proporciona información sobre otras personas y su historia, sus estados de ánimo, deseos, desafíos, intenciones, necesidades y sueños. Antes de saltar a juicios precipitados y negativos sobre otra persona, la escucha consciente puede brindar la oportunidad de comprender qué los motiva, a qué le temen y cómo pueden sentirse invalidados. Cuando somos verdaderamente conscientes, somos pacientes y no reactivos, observamos plenamente, aceptamos lo que está sucediendo y lo reconocemos. La comunicación efectiva comienza con la habilidad de escuchar conscientemente, que incluye:

  • centrarse en lo que dice la otra persona;

  • prestar atención a su expresión facial, gestos, volumen y tono de su voz;

  • tener en cuenta su historia y personalidad antes de juzgar lo que dice;

  • hacer preguntas o comentarios relevantes;

  • no interrumpas;

  • ser empático y validar su punto de vista antes de presentar el nuestro.

Cómo practicar la escucha consciente

La conciencia y la observación son los primeros pasos para perfeccionar sus habilidades de escucha. Es natural pensar en lo que dirás a continuación mientras alguien más todavía está hablando. Cuando note que está haciendo esto, disminuya la velocidad, respire y redirija suavemente sus pensamientos a lo que dice su interlocutor. Escuche atentamente con una actitud receptiva. Todos interrumpimos a alguien mientras hablaba. Si te encuentras haciendo esto, simplemente discúlpate y vuelve al modo de escucha



No interrumpir

Otra trampa a evitar es terminar las oraciones de otra persona por ellos. Incluso si conoces muy bien a la persona con la que estás hablando, escuchar conscientemente significa dejarle a la otra persona el espacio para expresar plenamente su idea, sin interrupción. Ser conscientes de nuestra tendencia a interrumpir, o de nuestra impaciencia hasta el punto de terminar las frases o argumentos de los demás, es también un ejercicio para aumentar la conciencia. Una vez que somos conscientes de estas tendencias, podemos redirigir esa energía hacia la escucha intencional. Este es un primer paso no solo para participar plenamente en el proceso de escucha, sino también una técnica potencial para evitar la escalada y los conflictos. Sentirse inválido, irrespetuoso y no escuchado puede ser un gran fusible emocional para las personas y puede iniciar una espiral descendente hacia el conflicto verbal. Cultivar la empatía mientras se escucha ofrece una excelente oportunidad para centrarnos en el otro, en lugar de en nosotros mismos.



Mostrar comprensión

La escucha atenta también incluye respuestas al interlocutor que confirman y reconocen que hemos escuchado lo que dice y que estamos tratando de aclarar lo que no hemos entendido. Esto puede ser particularmente difícil si no estamos de acuerdo con lo que escuchamos, porque la mayoría de las veces, en estos casos, se desencadena en nosotros una respuesta emocional. Escuchar incluye disciplina y moderación, que son fundamentales para responder con criterio en lugar de dejarnos llevar por la pura reacción automática.



Usa sabiamente el lenguaje no verbal

El lenguaje corporal es sumamente importante cuando practicamos la escucha consciente: intenta siempre inclinarte hacia adelante, no cruces los brazos ni las piernas, revisa tu expresión facial, los gestos que haces, la cantidad e intensidad del contacto visual y la cantidad de espacio personal que hay. apropiado para la cultura y las normas sociales del interlocutor. También es útil que sus ojos estén alineados entre sí, por ejemplo, ambos deben estar sentados o de pie, para que estén en un plano igual.



Hacer que el interlocutor se sienta a gusto

La escucha atenta incluye respuestas tanto no verbales como verbales, que consisten en animar al interlocutor a expresarse, a ampliar lo que dice y a aclarar lo que ha dicho. El FBI y varias agencias de aplicación de la ley han incorporado la escucha activa en su capacitación sobre habilidades de negociación de crisis. Algunas habilidades en su currículum incluyen parafrasear, resumir, reflejar y hacer una pausa antes de hablar. Hacer una pequeña pausa antes de responder ilustra que hemos considerado y digerido lo que dijo la otra persona; es básicamente una forma de validación. También sirve para ralentizar el proceso de comunicación, inculcando una sensación de espacio y calma en la conversación (especialmente si está cargada de emociones o es pesada). Es importante dejar espacio para que el interlocutor concluya su oración o agregue algo, ya que es posible que no haya terminado de hablar. Por otro lado, intervenir y responder de inmediato podría afectar el flujo de comunicación.



Sea receptivo

La escucha atenta es la esencia de la receptividad: permitir que otra persona se exprese sin interrumpir, juzgar, refutar o menospreciar realmente prepara el terreno para una comunicación efectiva y es la puerta de entrada a la comprensión y la conexión. El espíritu de no defensa es fundamental: se puede no estar de acuerdo con lo que se dice, pero la actitud es la de tratar de comprender y reconocer los sentimientos y el punto de vista de la otra persona.



Ejemplo de escucha consciente

Chiara y Martina quedan para tomar un café. Hacía dos meses que no se veían por compromisos laborales de Martina. Así es como podría ir la conversación si Chiara cediera a sus reacciones emocionales y no practicara la escucha consciente: Martina: "Me disculpo por haberte dado el hueco la última vez, pero de verdad, te lo juro, estoy destrozada. Trabajé 50 horas extra este mes para prepararme para un evento corporativo que debe ser perfecto". Chiara: "Sí, está bien, pero yo también existo, ¡no puedes vivir solo para trabajar!" Martina: "Lo sé y lo siento, espero que después de este evento tenga más tiempo libre". Chiara: "La gente no puede esperarte para siempre, Martina, tienes que empezar a decir no a tus jefes y darle prioridad a tus amigos". Martina: "Chiara, pero tú también nunca te dejas escuchar excepto para tomar un aperitivo, ¡de vez en cuando podrías llamarme para preguntarme cómo estoy!" Como puede ver, Chiara se embarcó en la conversación sin escuchar realmente las motivaciones de Martina. Su único objetivo era hacerla sentir culpable por cancelar su cita anterior. Después de sentirse atacada y no comprendida, Martina también tuvo una emotiva reacción a la que acusó a Chiara de no ser una buena amiga. El resultado es una escalada negativa que llevará a los dos amigos a un conflicto verbal ya no disfrutar del tiempo que pasan juntos.


La misma conversación… con conciencia

Así es como podría haber ido la conversación si Chiara hubiera practicado la escucha consciente:

Martina: "Me disculpo por haberte dado el hueco la última vez, pero de verdad, te lo juro, estoy destrozada. Trabajé 50 horas extra este mes para prepararme para un evento corporativo que debe ser perfecto".

Chiara: “No te preocupes, realmente aprecio tus disculpas. Te están matando en el trabajo. ¿Por qué tienes que trabajar tantas horas extras?".

Martina: “Es la feria más importante del año y allí estarán todos nuestros mejores clientes. Entre otras cosas, una colega mía renunció el mes pasado y yo también tuve que asumir su trabajo".

Chiara: “Debería ser responsabilidad de sus jefes tener suficiente personal para hacer frente a esta situación. Siento que hayan echado todo sobre tus hombros, estarás muy cansada".

Martina: “Lo sé, y siento mucho no encontrar tiempo para ti. Les prometo que después del evento hablaré con mis jefes, porque no puedo seguir así”.


Conclusión La escucha atenta nos ayuda a ponernos en el lugar de otra persona, sentir su experiencia de vida y su proceso de razonamiento, así como volver plenamente al momento presente. Se necesita enfoque, práctica y una actitud compasiva hacia usted mismo y hacia los demás a medida que cultiva sus habilidades para escuchar, pero le aseguro que vale la pena. En el inmenso reino de la comunicación, todo comienza con la escucha consciente.


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page