Dolor articular en la medicina ayurvédica


Una de las causas más frecuentes de invalidez en el mundo occidental, hoy como hace siglos, es sin duda el dolor articular, al que siguen, con el tiempo, la rigidez, la limitación del movimiento para terminar en la deformidad articular. Los primeros rastros de malformaciones articulares encontrados en restos humanos datan de aproximadamente 4500 años antes de Cristo. . Se han encontrado muchos artefactos en los restos óseos de nativos del sureste de los Estados Unidos de América. En Europa entre los siglos XVI y XVII muchas pinturas representan deformidades de las manos: esto ha sido interpretado por los historiadores como la representación de una patología naciente. La primera descripción de una enfermedad articular deformante se da en 1800 por el médico francés Agostino Jacob Landrè-Beauvais. El dolor articular actualmente aparece a partir de los 45-50 años y el sexo femenino es el más afectado.


Para la medicina occidental las causas son muchas, a menudo relacionadas y aún más a menudo mal entendidas. En el lenguaje común el término que indica dolor en las articulaciones es rheuma, del griego ῥεῦμα que significa “fluir”. Este término nos devuelve a la teoría hipocrática: para estar sanos "los cuatro humores del cuerpo deben fluir y estar en la proporción correcta de mezcla". De lo contrario, la enfermedad se manifiesta. Sabemos que Hipócrates viajó mucho y, por lo tanto, no es casualidad que el concepto ayurvédico sea similar. En términos ayurvédicos, el dolor articular se remonta al Vata dosha (conectado al tejido óseo), a Ama (toxinas derivadas de alimentos no digeridos por completo), al Pitta dosha (conectado a la transformación y el calor).


Las condiciones climáticas, el estilo de vida y la dieta afectan en gran medida la gravedad de los síntomas dolorosos. Según Āyurveda, el Vata dosha aumenta con la edad de forma fisiológica. En la edad madura se acentúan las cualidades de Vata y entre estas la sequedad, responsable de la disminución del líquido articular. Ama es el que proviene de alimentos no digeridos en su totalidad debido a un fuego digestivo (Agni), ineficaces o agotados por una nutrición inadecuada en cantidad, calidad, tiempo o lugar. Vata, que es movimiento, lleva Ama que, siendo mucoso y pegajoso, se acumula en las articulaciones. El resultado es una reducción del movimiento.


El dosha Pitta aumenta al quemar Ama: las articulaciones se enrojecen y arden. ¿Qué hacer para lidiar con el dolor articular? Aumentar el Agni, hacer uso de las especias, dar espacio al movimiento, nutrir el tejido óseo, realizar tratamientos físicos con aceites medicados, tomar medicinas naturales, mi consejo personal: Triphala para eliminar las toxinas (ama) y AntyPlus para desinflamar son las estrategias que nos ofrece la Medicina Ayurvédica. Todo personalizado al paciente bajo la guía de un médico competente en Ayurveda.

19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo